Fekra

NOTICIAS

image description

Dr. Serafín Romero en el Foro Sanidad, Medicina y Ciudadanía: “Somos médicos gestores y gestores médicos”

El Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), participó en el I Foro Sanidad, Medicina y Ciudadanía 2019, organizado por el Colegio de Médicos de Navarra, para hablar sobre la gestión clínica desde una visión de la Deontología y en el que expuso que “en el mundo de la Medicina somos médicos gestores y gestores médicos”.

La Gestión Clínica, es tal y como expuso en su intervención el Dr. Serafín Romero, un modelo asistencial en el que intervienen diferentes agentes, y que “tiene que tener una perspectiva triple”: centrada en el paciente “que es el eje de nuestras actuaciones; la búsqueda continua de la calidad y excelencia profesional; y el uso eficiente de los recursos”.
“Cuando hablamos de gestión desde el punto de vista de la profesión médica lo estamos haciendo desde la responsabilidad de seguir manteniendo un modelo sanitario de éxito”, dijo.
Para el Dr. Serafín Romero la sostenibilidad interna “es hacer correctamente las cosas” y precisamente, es “gestión clínica lo que hacemos cada día en las consultas, porque nos corresponde como profesión y como médicos adelantarnos a lo que no están haciendo otros”.
Y en esta labor entran en juego dos aspectos fundamentales para el médico como son el Código de Deontología Médica y los valores del profesionalismo.
“Si hay alguna duda del papel del médico en la gestión hay que aludir al profesionalismo que es un conjunto de principios y valores”, indicó.
El ejercicio de la profesión médica exige anteponer los intereses del paciente a los del propio médico y “esta es, en la opinión del Dr. Romero, “la base de la confianza entre ambos”. Esta exigencia se sustenta en principios como la beneficencia, la no mal eficiencia, autonomía y justicia social. “Este último es la esencia del profesionalismo el no dejar a nadie atrás”, señaló.
En consecuencia, la práctica diaria del profesional médico, tal y como explicó el presidente del CGCOM, implica el compromiso con: la integridad en la utilización del conocimiento y en la optimización de los recursos, la compasión como guía de acción frente al sufrimiento, la mejora permanente en el desempeño profesional para garantizar la mejor asistencia posible al ciudadano, y la colaboración con todos los profesionales e instituciones sanitarias en aras de la mejora de salud y el bienestar de la población.
Por otro lado, el Código de Deontología Médica es, para el Dr. Romero, “un manual de gestión de como tenemos que gestionar nuestra acción con el paciente y, por consiguiente, con el sistema” y, además, “de obligado cumplimiento para todos los profesionales”.
Tras exponer que la principal lealtad del médico “es la que se debe a su paciente y a su salud y que la debe anteponer a cualquier otra conveniencia” citó varios artículos del Código que “mucho tienen que ver con la gestión”.
“El médico, principal agente de la preservación de la salud, debe velar por la calidad y la eficiencia”, mencionó el presidente para después aludir a otro artículo del Código:” El médico ha de ser consciente de sus deberes profesionales para/con la comunidad y está obligado a procurar la mayor eficacia en su trabajo y el mayor rendimiento de los medios que la sociedad pone a su disposición”.
Es por ello que, el Código de Deontología Médica y los valores del profesionalismo “hacen necesario”, para el Dr. Romero, que “tengamos que tomar el liderazgo y la delantera en estas cuestiones”. “Nos toca a nosotros diseñar y pintar el Decreto, no entrar a debatirlo, y adelantarnos a las dificultades de los compañeros que están en la gestión de lo público”, manifestó.
En este sentido, concluyó que “se ha perdido la confianza entre los gestores y los médicos” y añadió que “precisamente, en el mundo de la Medicina, somos médicos gestores y gestores médicos”.
Su intervención estuvo englobada en una mesa del Foro que abordó los “Nuevos Retos en la Gestión de los Servicios de Salud a Medio y Largo Plazo (Coordinación Sociosantiaria y Participación en la Gestión de los Servicios de Salud. Buen Gobierno y Sostenibilidad)”.
Esta mesa moderada, por el Dr. Luis Ángel Oteo Ochoa, profesor Emérito de la Escuela Nacional de Sanidad, contó con la participación del Dr. José María Vergeles, Consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura; el Dr. Jesús Vázquez Almuiña, Consejero de Sanidad de la Junta de Galicia; y la Dra. Santos Induráin, Consejera de Salud de Navarra. Además, fue coordinada, por el Dr. Tomás Rubio, Vicepresidente 2º del Colegio Oficial de Médicos de Navarra.
Consejera de Salud de Navarra: “En términos de sostenibilidad el no hacer nada no es una opción”
La Dra. Santos Induráin, Consejera de Salud de Navarra, expuso que “en términos de sostenibilidad de nuestro sistema de protección sociosanitario, el no hacer nada no es una opción; o lo que es lo mismo, es dejarlo a expensas de fuertes poderes e intereses económicos que aspiran a que la salud deje de ser un bien público para considerarse un bien privado, una mera mercancía”.
Es por lo que consideró necesario un consenso social, en torno a la salud que implique a ciudadanía, sociedades científicas, colectivos…; un consenso político, realizando un pacto por la salud, y finalmente consenso profesional “entendiéndolo como una implicación compartida y participadas de los y las profesionales del sector sanitario”.
“Es una certeza que ellos, vosotros, sois la auténtica palanca de un cambio necesario e imprescindible. Los profesionales de la salud nos están pidiendo mayor protagonismo, autonomía, liderazgo clínico y, por qué no, reconocimiento social y económico”, puso de manifiesto.
Para la consejera, las realidades de cada autonomía y cada país pueden ser diferentes, “pero en esta legislatura estamos convencidos de que una buena política de profesionales es clave y de que, en términos generales, se dan las condiciones para dar un salto adelante en la organización del propio sistema sanitario”.
Cristóbal Montoro: “Hay que crear fórmulas para que los nuevos recursos en las CCAA vayan destinados a la Sanidad”
Cristóbal Montoro, exministro de Economía y Hacienda fue el encargado de clausurar el foro con una ponencia que versó sobre “La Sanidad como motor de desarrollo económico y bienestar social.”
En su intervención, explicó los grandes parámetros económicos y lo sucedido a raíz de la crisis de 2008 con el déficit y la deuda, algo que, tal y como aseguró “puso en riesgo el Sistema Nacional de Salud”. Hizo referencia a las lecciones aprendidas para que no se repita.
“Hoy las CCAA están a punto de llegar el equilibrio presupuestarios y gran parte de los ayuntamientos en superávit”,
Para Montoro, es necesario “crear fórmulas que, aprendiendo lo que ha sido la crisis en cuestión de financiación de servicios públicos, creen unas garantías para que los nuevos recursos que el Gobierno transfiera a las Comunidades Autónomas vayan destinados a la Sanidad, Protección Social o Educación”, que son, en su opinión, “los tres grandes ámbitos junto a otros que tienen la CCAA”.
“Hay que declararlos prioritarios para que, salvando la autonomía de las CCAA, los nuevos recursos se dediquen prioritariamente a esas actividades”, finalizó.

Dejar Comentario

X