Fekra

PÍLDORAS

image description

Bronquiolitis con la doctora Natividad Viguria Sánchez – Píldoras para la salud

EN DISEÑO WEB

Acerca del proyecto

CAMPAÑA DE EDUCACIÓN SANITARIA DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE NAVARRA EN COLABORACIÓN CON SOCIEDADES CIENTÍFICAS

BRONQUIOLITIS, en colaboración con la Asociación Navarra de Pediatría (ANPE).

Dra. Natividad Viguria Sánchez.

Pediatra del Hospital Universitario de Navarra (HUN)

¿Qué es la bronquiolitis?

¿Qué podemos hacer para prevenir el contagio?

La vacunación antigripal se recomienda a partir de los 6 meses ¿por qué?

Nota de prensa

BRONQUILOTIS Y GRIPE EN NIÑOS: ¿CÓMO PODEMOS PREVENIR Y DETECTAR ESTAS INFECIONES RESPIRATORIAS?

La bronquiolitis y la gripe son dos de las principales infecciones virales que afectan a la población infantil y que cursan con síntomas respiratorios.

Mientras que con la bronquiolitis los niños suelen tener tos seca, sibilancias (ruidos respiratorios en el pecho) y dificultad respiratoria, junto con fiebre en grado leve, en la gripe el síntoma principal suele

ser la fiebre alta junto con congestión nasal, tos leve, y dolor muscular y de las articulaciones.

La Dra. Natividad Viguria, pediatra del Hospital Universitario de Navarra (HUN), da pautas para distinguir y prevenir estas infecciones víricas en los niños en la #PíldoraParaLaSalud sobre “Bronquiolitis”, que estrena la campaña de educación sanitaria 2022, impulsada por el Colegio de Médicos de Navarra en colaboración con distintas sociedades científicas.

La bronquiolitis afecta a menores de 2 años y provoca tos y dificultad respiratoria

La Dra. Natividad Viguria explica que la bronquiolitis es una infección respiratoria “que afecta a niños menores de 2 años y que produce una inflamación de los bronquiolos (la parte más pequeña de los bronquios); esto provoca síntomas como tos y dificultad respiratoria”.

La causa más frecuente de bronquiolitis es el virus respiratorio sincitial (VRS) que, en nuestro medio, circula desde el final del otoño hasta el comienzo de la primavera.

SÍNTOMAS. La Dra. Viguria explica que “cuando el niño se contagia, los primeros días presenta síntomas de un resfriado común con mucosidad nasal, tos y fiebre no muy alta. Más tarde, puede comenzar con dificultad respiratoria y ruidos en el pecho. Podemos notar que su respiración es más agitada, con mayor esfuerzo de los músculos del tórax y el cuello y, en ocasiones, esta dificultad respiratoria puede producirle dificultad para alimentarse”.

¿QUÉ HACER FRENTE A LOS PRIMEROS SÍNTOMAS? Cuando el bebé comienza con síntomas, “lo aconsejable es acudir a su pediatra del Centro de Salud, que nos dará las principales recomendaciones como son los lavados nasales con suero salino fisiológico, la posición semiincorporada con elevación de 30º en la cabecera de la cuna, fraccionar la tomas (es decir dar tomas más frecuentes pero de menor cantidad), dar antitérmicos si presenta fiebre, y vigilar la aparición de signos de alarma (como las apneas, o el aumento progresivo de dificultad respiratoria)”.

¿CÓMO SE CONTAGIA? El virus respiratorio sincitial se contagia por contacto con partículas virales, que emiten las personas infectadas al hablar, al toser y al estornudar, y que contaminan las manos y las superficies.

Las medidas para prevenir el contagio consisten en:

1. Lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

2. Cubrirnos nariz y boca con el codo, al toser o estornudar.

3. No exponer al bebé con personas que presenten síntomas de infección respiratoria.

Es aconsejable, explica la Dra. Viguria:

1. Mantener la lactancia materna.

2. Evitar fumar durante el embarazo y el contacto del niño con el tabaco.

3. Desinfectar las superficies que puedan estar contaminadas.

4. Evitar la asistencia a la guardería durante los primeros meses de la vida.

Vacunación antigripal en todos los niños sanos, entre los 6-59 meses de edad.

La gripe es una infección de las vías respiratorias, causada por el virus influenza. En los niños, cursa con síntomas respiratorios que en la mayoría pueden ser leves, pero en ocasiones provoca cuadros graves y también complicaciones como sobreinfección bacteriana y neumonía neumocócica. La infección gripal también es una causa frecuente de convulsiones febriles y, además, puede afectar a otros sistemas provocando encefalitis, hepatitis y miocarditis.

Natividad Viguria subraya que “los niños entre 6 y 23 meses tienen un riesgo muy elevado de hospitalizaciones relacionadas con la gripe (con tasas de hospitalización iguales o superiores a las de las personas >65 años), y que los niños entre 2 y 6 años siguen teniendo mayor riesgo de consultas en Atención Primaria y Urgencias, y de ingreso hospitalario. Dos terceras partes de los niños que ingresan son totalmente sanos”.

Hasta ahora, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría aconsejaba la vacunación en niños y adolescentes pertenecientes a grupos de riesgo (enfermedades crónicas cardiacas, renales, pulmonares, diabetes mellitus…), incluyendo también la vacunación antigripal de los prematuros menores de 2 años; y en niños y adolescentes que conviven con personas de alto riesgo.

La pauta ha cambiado en la campaña antigripal 2021. Ahora, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación antigripal en todos los niños sanos, entre los 6 meses y hasta los 6 años de edad, como un grupo de riesgo más, tal y como lo habían propuesto hace tiempo la

Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la prevención y el control de enfermedades (ECDC). “De esta manera -explica la Dra. Viguria- se proporciona al niño una protección individual y se favorece la protección familiar y comunitaria, ya que los niños son el factor fundamental en la cadena de transmisión y uno de los principales vectores de la enfermedad, ya que sus secreciones respiratorias contienen una alta carga viral y excretan el virus durante más tiempo que los adultos”.

La vacuna de la gripe tiene una efectividad alrededor del 60%. Es una vacuna inactivada, de virus fraccionados, de administración intramuscular y bien tolerada. Puede producir efectos adversos como reacciones locales (dolor enrojecimiento) en el lugar de la inyección o décimas de fiebre tras la vacunación. A niños con reacciones alérgicas graves al huevo se puede administrar una vacuna cultivada en medio celular, totalmente libre de proteínas del huevo.

Natividad Viguria concluye que “vacunarse frente a la gripe es la manera más eficaz de no contraer la infección y de no transmitirla al entorno”.

*El Colegio de Médicos de Navarra no se hace responsable del contenido de las opiniones emitidas por los diferentes expertos. Los temas y las preguntas han sido elegidos por las sociedades científicas que participan en la campaña.

Ficha Proyecto

Proyectos relacionados

El Colegio de Médicos de Navarra lanza la campaña audiovisual “Píldoras para la Salud” dirigida a la ciudadanía.

Píldoras para la salud

El recién nacido prematuro con la Doctora Ana Lavilla Oiz – Píldoras para la salud

Píldoras para la salud