Fekra

PÍLDORAS

image description

Triaje en urgencias – Píldoras para la Salud

EN DISEÑO WEB

Acerca del proyecto

TRIAJE EN URGENCIAS – PÍLDORA PARA LA SALUD

TRIAJE EN URGENCIAS

Dr Iñaki Santiago

Médico de Urgencias en el Hospital Universitario de Navarra y presidente de la Sociedad Navarra de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES-Navarra).

Cuando un paciente llega a urgencias, ¿Cuándo se le atiende?, ¿Cómo se decide el orden y la prioridad?

¿Para qué sirve el triaje en urgencias?, ¿se realiza en todos los servicios de urgencia?

¿Hacemos un uso inadecuado de las urgencias médicas?

NOTA DE PRENSA: Hoy Día Mundial de la Medicina de Urgencias y Emergencias

Triaje en Urgencias: “Actualmente, tenemos un umbral del dolor muy bajo y creemos que Urgencias es gratis”

El Dr. Santiago describe el sistema de triaje como “un procedimiento de clasificación de los pacientes. Es un sistema que nos permite gestionar la calidad clínica de la asistencia en urgencias”. Al mismo tiempo, el especialista avanza que la cantidad de pacientes que se manejan anualmente en el conjunto de los servicios de España se ha duplicado en los últimos 15 años, pasando de 17 millones a los actuales 31 millones, una cuestión que, sin duda, complica la gestión de las atenciones.

De ahí la importancia creciente de aplicar un buen método de triaje que permita clasificar a los enfermos según su gravedad, de manera que puedan atenderse según ese orden de necesidad. “El triaje -indica- lo que nos va a permitir es que los pacientes que llegan se puedan catalogar, de forma que el más grave sea el primero en ser atendido y que el que no sea urgente sea el último en ser atendido”. El Dr. Santiago apuesta, en este sentido, por “perder un poco la idea de la carnicería donde llegas, coges el número y, cuando toca, te atienden. Tenemos que abrazar la idea de que, en Urgencias, te van a atender cuando tú tengas necesidad, no cuando tú quieres”.

Enfermería en equipo con el médico

Generalmente, apunta el especialista, “el triaje es una labor que realiza la enfermería, muy bien y de forma óptima”, valora el facultativo. Iñaki Santiago desarrolla además la forma en que se realiza la clasificación de los enfermos de Urgencias, a través de una herramienta informática que permite a la enfermería seguir una serie de pasos muy determinados, siempre con el apoyo del médico. El presidente de SEMES, valora de forma muy destacada la importancia del trabajo en equipo del tándem enfermera-médico.

Señala, además, la existencia de diferentes modelos de Urgencias en el mundo: “El modelo canadiense, el modelo australiano, el modelo Manchester, el modelo español…”, al tiempo que explica el modelo Manchester, que es el que se aplica en Navarra y que consiste en catalogar al paciente en cinco niveles de asistencia.

No obstante, es el modelo de triaje español el que está aceptado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias desde el año 2003.

El modelo navarro

En Navarra, se valoraron distintos aspectos para abordar cómo debería ser el procedimiento de triaje que mejor se adaptase a nuestro sistema de salud. “Hacía falta que se amoldara a nuestra historia clínica y que fuera igual en todos los hospitales”, describe Santiago. Así, el modelo de triaje que se adoptó en la Comunidad foral, desarrolló un sistema “basado un poco en el de Mánchester, en el canadiense y en el sistema español de triaje”.

Con estos elementos se compuso un sistema navarro de triaje específico, el del Servicio Navarro de Salud, compuesto de cinco niveles asistenciales:

1. El nivel 1, “es la atención inmediata, es decir, hay un riesgo vital que tenemos que atender el médico y la enfermera de forma inmediata”, detalla.

2. El nivel 2, “en el que el médico tiene que atender a ese paciente en los primeros 15 minutos”.

3. El tercer nivel es el mayoritario en los servicios de urgencias. “Es el que establece que debemos atender a ese paciente en los primeros 60 minutos”, explica. Es decir, “hay una gravedad, pero no peligra la vida de forma inmediata”.

4. El nivel 4 es en el que la urgencia “es un poco diferible y en el que damos un tiempo de 120 minutos, es decir, de hasta dos horas de demora” desde la llegada del paciente.

5. Y, por último, el quinto nivel, “que serían los casos que en realidad no son una urgencia”, indica Santiago. “A estos pacientes les ponemos un tiempo de espera máximo de 240 minutos, aunque en realidad podría estar mucho más alargado en el tiempo”.

Uso inadecuado de las urgencias

Ante la cuestión de si el uso actual de los Servicios de Urgencias es inadecuado, Iñaki Santiago no vacila en responder con un “rotundamente sí” y compara la situación actual con la de la generación anterior. Al respecto, concluye que, actualmente, tenemos “un umbral del dolor muy bajo. Ahora no tenemos la capacidad de sufrimiento que podían tener por ejemplo nuestros padres o abuelos”. A su entender, una de las principales causas de este uso excesivo de las Urgencias radica en que “no toca nuestro bolsillo”. Al tiempo que subraya que “ahora se utiliza el Servicio de Urgencias como algo gratuito aunque en realidad no lo es, porque vale un dineral y por eso se utiliza mal”.

Entre otras causas que intervienen en ese uso inadecuado de las Urgencias, el especialista apunta el colapso de la Atención Primaria y, en algunos casos, listas de espera excesivamente largas. “Estos son ya problemas de gestión que se escapan al facultativo clínico y dependen de los gestores de la sanidad”, concluye.

Ficha Proyecto

Proyectos relacionados

Corticoides con la Doctora Marisa Abínzano Guillén – Píldoras para la salud

Píldoras para la salud

Triaje en urgencias – Píldoras para la Salud

Píldoras para la salud