Fekra

NOTICIAS

image description

¿Qué podemos hacer desde nuestras redes sociales para frenar el contagio? ¿Cómo luchar contra los bulos? Consejos para profesionales de la Medicina.

Jorge S. López, médico, Doctor en Psicología Social y profesor del Departamento de Ciencias de la Salud UPNA, ofrece en este artículo algunas pautas operativas para ello.

Los profesionales de la Medicina tenemos la responsabilidad de ir más allá de nuestra actividad asistencial influyendo de forma inmediata en nuestra red social amplia para reforzar las medidas preventivas.

En la situación de excepción creada por la pandemia del COVID-19, los profesionales sanitarios tenemos la responsabilidad de poner todos los recursos a nuestro alcance para contribuir a frenar la expansión del virus. Un elemento esencial, además de garantizar los servicios de atención sanitaria, es conseguir que la población implante de forma efectiva las medidas preventivas. La evolución de la pandemia pone de manifiesto que existen sectores de la población que no han comprendido la gravedad de la situación ni están comprometidos con las medidas de prevención. Evidencia también que existen sectores en situación de desinformación e inseguridad, lo que conlleva la realización de conductas autónomas irracionales (por ejemplo, compras masivas).

En el campo de la persuasión y la promoción de conductas preventivas se conoce desde hace décadas que la mera información no es suficiente para conseguir el cambio de la conducta. Ello es debido a que el cambio el comportamiento humano ante situaciones de riesgo está condicionado por factores adicionales distintos a la recepción de información. Entre ellos está la influencia del entorno social, la elaboración propia de la información recibida y la percepción de riesgo resultante, los procesos de racionalización y auto-justificación o la capacidad y eficacia percibida para llevar a cabo la conducta. Por ello, para alcanzar una adecuada eficacia preventiva, es necesario combinar la transmisión de información con mecanismos adecuados de influencia social.

En la situación actual de pandemia los profesionales de la medicina poseemos recursos de excepcional valor para conseguir que la población adopte medidas preventivas: 1) Cada uno de nosotros tiene un entorno social diversificado; 2) Tenemos a priori el reconocimiento de autoridad en la materia en ese entorno, lo que permite convencer y otorgar seguridad; 3) Tenemos capacidad de funcionamiento autónomo cualificado; 4) Somos muchos.

Tomando en cuenta estas consideraciones, creo que es necesario hacer un llamamiento a los profesionales de la medicina para que dediquen simplemente una hora de su tiempo a favorecer la implantación de las medidas preventivas en su red social amplia. Algunos ya lo están haciendo. En los párrafos siguientes detallo, en primer lugar, unas pautas generales para ser más efectivos en esta tarea. En segundo lugar, propongo una acción concreta y ofrezco algunos modelos operativos para hacerlo.

PAUTAS GENERALES

Respecto a las pautas generales, debemos tener en cuenta que la adopción de medidas preventivas ante una situación de riesgo se ve favorecida por la conjunción de siguientes factores: 1) Se debe percibir una amenaza real y probable; 2) Esa amenaza debe afectar a uno mismo o a las personas y grupos con los que está vinculado; 3) Se deben proporcionar pautas claras y accesibles para adoptar una conducta preventiva que pueda contener esa amenaza; esta combinación de amenaza y conducta accesible es esencial, pues si no se lleva a las personas a un callejón sin salida y se promueven conductas irracionales de escape;  4) La persona debe percibir que su contribución es efectiva y al mismo tiempo esencial para alcanzar la meta preventiva; en caso contrario se genera inacción por impotencia, en el primer caso, o difusión de la responsabilidad, en el segundo; 5) El entorno social debe refrendar la adopción de la conducta.

Igualmente, debe considerarse que los grupos cualificados se benefician de datos técnicos y objetivables para cambiar su conducta; los grupos menos cualificados toman en mayor medida para su definir su conducta los referentes sociales reconocidos en su entorno, las conductas de su entorno social próximo y las figuras de autoridad en la materia. Si existe escepticismo o creencias negativas previas (descrédito en las autoridades, teorías conspiratorias), es necesario refutarlas. Si no existen, no deben mencionarse, pues explicitan pensamientos de resistencia que antes no existían. La desinformación y la sobreinformación, la incertidumbre y la falta de referentes son terreno abonado para la aparición de rumores y bulos, que representan herramientas precarias para intentare frenar la ansiedad. La aparición de referentes sociales o de autoridad que ofrezcan pautas claras, consistentes, compartidas y contrastables inhibe su aparición.

A MODO DE PROPUESTA: ¿CÓMO COMUNICAR?

De acuerdo con lo anterior, me gustaría hacer un llamamiento a la realización de una acción concreta a todos los profesionales de la medicina que dispongan de un mínimo espacio de tiempo para llevarla a cabo. Esta acción puede hacer que seamos un recurso muy efectivo y multiplicador para conseguir que la población implante de forma efectiva las conductas preventivas. Mi propuesta es la siguiente:

  1. Selecciona los grupos de whatsapp o redes sociales en los que estás incluido (compañeros de ocio y deporte, antiguos compañeros de escuela, padres/madres de compañeros de escuela de los hijos…). Es especialmente importante que accedas a grupos cuyos integrantes no tengan contacto regular o cualificado con el ámbito sanitario.
  2. Selecciona también entre tus contactos personas que pueden beneficiarse especialmente de tu mensaje preventivo. Esto es importante en personas que creas que no tienen contacto cualificado con el ámbito sanitario y que puedas haber contactado por cualquier circunstancia.
  3. Piensa en las características de cada grupo y diseña un mensaje adecuado para el llamamiento a la adopción de medidas preventivas. La estructura base de ese mensaje podría ser la siguiente:
    • Preséntate como médico.
    • Justifica el mensaje por lo excepcional de la situación.
    • Explica brevemente, adaptándolo a cada grupo, la situación actual, señalando que el virus es muy contagioso y que si cada uno de nosotros no actúa de forma responsable, los servicios sanitarios se verán desbordados.
    • Insiste en que si cada uno de nosotros actúa, podemos controlar la situación.
    • Señala la responsabilidad de protegernos a todos y especialmente a nuestros mayores.
    • Describe brevemente las conductas preventivas que se deben adoptar.
    • Señala de nuevo que frenar el contagio depende solo de cada uno de nosotros.
    • Ofrece el link a un sitio web de referencia para información en Navarra, por ejemplo: https://colegiodemedicos.es/informacion-oficial-sobre-coronavirus/
    • Si te es posible y tienes disponibilidad, ofrécete para resolver posibles dudas.
  1. Envía el mensaje a cada grupo o cuélgalo como entrada.

Por si te son de utilidad, te ofrecemos algunos modelos al final del artículo para que te sirvan como ejemplo.

Somos muchos, y nuestra actuación puede tener un gran efecto multiplicador.      Está en nuestra mano frenar aún más el contagio. Ahora es el momento. No lo    dudes.

MODELOS DE MENSAJE

Mensaje a un grupo amplio de whatsapp/redes sociales:

Hola a todos. Esto no es un mensaje de [hacer referencia al tema del grupo]. Os escribo desde mi responsabilidad como médico. En la situación actual la única forma efectiva de detener el contagio del coronavirus es mantener las medidas de higiene y suprimir todo contacto social que no sea imprescindible. Si no lo hacemos, los servicios sanitarios se verán sobrepasados y no podrán atender al volumen de personasinfectadas en situación grave.

Seamos responsables. Sigue las indicaciones: quédate en casa, lávate las manos, no mantengas contacto social directo, no viajes, protege a tus mayores del contacto con otras personas y especialmente de los niños.

Solo si lo haces podremos controlar la epidemia. Está en tu mano.

Podéis acceder a toda la información cualificada en: https://colegiodemedicos.es/informacion-oficial-sobre-coronavirus/

Mensaje a un grupo de whatsapp más reducido:

Hola a todos. Esto no es un mensaje de [hacer referencia al tema del grupo]. Os escribo como médico porque creo que en beneficio de todos es mi responsabilidad ayudar a informar y a contener la situación creada con el coronavirus. Muchos médicos así lo estamos haciendo y os pido que, por favor, leáis este mensaje.

En la situación actual la única forma efectiva de detener el contagio del coronavirus es mantener las medidas de higiene y suprimir todo contacto social que no sea imprescindible. Si no lo hacemos, los servicios sanitarios se verán sobrepasados y no podrán atender al volumen de personas infectadasen situación grave.

[Si lo crees oportuno, en grupos con personas potencialmente más escépticas o en los que no seas un referente claro puedes ofrecer algunos datos objetivos y concisos que demuestren de forma patente el riesgo de desbordamiento de la capacidad de nuestro sistema sanitario para atender a los infectados con síntomas graves].

Seamos responsables. Sigue las indicaciones: quédate en casa, lávate las manos, no mantengas contacto social directo, no viajes, protege a tus mayores del contacto con otras personas y especialmente de los niños.

Solo si todos lo hacemos podremos controlar la epidemia. Está en nuestra mano.

Podéis acceder a toda la información cualificada en: https://colegiodemedicos.es/informacion-oficial-sobre-coronavirus/

Y si lo ves necesario, no dudes en consultarme en lo que pueda serte de utilidad. Un saludo,

Mensaje a un contacto poco frecuente:

Estimado/a X. Espero que te encuentres bien. Te estoy escribiendo este mensaje desde mi condición de médico. Muchos de mis compañeros lo están haciendo para informar a las personas que conocen y ayudar a que entre todos afrontemos mejor la situación que ha creado el coronavirus. Disculpa si ya has recibido un mensaje similar a este.

En la situación actual la única forma efectiva de detener el contagio del coronavirus es mantener las medidas de higiene y suprimir todo contacto social que no sea imprescindible. Si no lo hacemos, los servicios sanitarios se verán sobrepasados y no podrán atender al volumen de personas infectadas en situación grave. Por ello, es necesario que seamos responsables y sigamos las indicaciones: debemos quedarnos en casa, lavarnos las manos con frecuencia, no mantener contacto social directo, no viajar y proteger a nuestros mayores del contacto con otras personas, especialmente de los niños.

Solo si lo hacemos todos podremos controlar la epidemia. Está en nuestra mano.

Si quieres acceder a información y cualificada puedes hacerlo en: https://colegiodemedicos.es/informacion-oficial-sobre-coronavirus/

Y si lo ves necesario, no dudes en consultarme en lo que pueda serte de utilidad. Espero que tú y los tuyos estéis bien y que adoptando las medidas adecuadas no os veáis afectados. Un saludo,

Dejar Comentario

X